La poda

LA PODA
ARTICULO TECNICO
JESUS DIEZ
Cuando  hablamos de la poda de la vid se vuelve un tema árido e inhóspito en el cual nadie quiere entrar, pero viéndolo desde una perspectiva mas dinámica es tan interesante como para ver que tanta producción podremos tener, la calidad de la misma, la salud de la planta, así como la organización en el viñedo y el rejuvenecimiento del mismo.
Una de las funciones primordiales de la poda es rejuvenecer el viñedo año con año para que nos otorgue mas calidad en la uvas para hacer calidad en los vinos. Todos sabemos que de una uva de calidad se pueden hacer vinos de calidad, cuando al contrario es imposible, por eso la importancia del viñedo.



Al podar las plantas de vid enviamos mensajes de que no queremos que la planta crezca en hojas y tallos si no que produzca frutos, esto ya lo sabían hace miles de años cuando nos hicimos sedentarios y empezamos a cultivar los alimentos, con ello los espacios se reducen y es importante podar las plantas para ahorrar áreas de cultivo, con esta poda las plantas de vid se fueron adaptando a lo que antes comentábamos, producción de frutos en vez de zonas verdes. Desde entonces las plantas han sido “domesticadas” para la producción, si en algún caso estas no son podadas crecerán en varas y hojas mas no en frutos y los frutos no serán de calidad.
Para realizar esta poda se hacen dos etapas, la que ya comentas que es la pre-poda en donde se intenta liberar a las plantas de todos los excesos de sarmientos (varas) que sobran del año pasado y dejar a las plantas listas para hacer una poda fina. En este momento los sarmientos miden unos 30 cm.
La poda fina se realizará cortando los sarmientos de los 30 cm que ha dejado la poda fina hasta dejarlos a unos 5 o 10 cm de largo, pero no es lo largo lo que importa si no dejar elementos en donde las nuevas varas o sarmientos puedan salir y a esto se le llama yema, estas yemas o brotes, en cuanto obtengan de medio ambiente la temperatura adecuada brotarán y darán lugar a una nueva vara o sarmiento que dará lugar a la producción de racimos del nuevo año, en este caso 2015. A estos nuevos brotes se les llama pámpanos y son de color verde, cuando estos cambian de color a café ya toman el nombre de sarmientos.
Las yemas que se pueden dejar en cada vara o sarmiento pueden ser muchas o pocas dependiendo del tipo de poda que se realice. Cuando son pocas yemas (dos o tres) se le llama Poda corta y cuando son (5 o mas) se le llama poda larga y esto es simplemente por la longitud de las varas en donde se encuentran las yemas. A mayor numero de yemas mas pámpanos (varas nuevas de color verde) y por consiguiente mayor producción, a menor numero de yemas menos pámpanos y menos racimos, así podemos ir controlando la producción y calidades de la uva.
Una vez que decidimos que tipo de poda nos compete ver que tipo de conducción vamos a seguir y esto no es otra cosa que armar nuestro viñedos de la forma que queramos, puede ser que el viñedo tenga postes y alambres lo que nos ayudara a dar ciertos tipos de formas a las plantas para que les de mejor el sol (tengan mas insolación) mas aireación o estén dispuestas de forma que cualquier tratamiento que le demos sea efectivo. Aunado a esto la forma en que podemos tiene relación con el clima y la variedad que queramos producir, es todo una ciencia. También existen viñedos en donde no hay postes ni alambres, con lo que la poda y conducción de la vid debe variar y adaptarse a no tener guías de alambres.
Las conducciones mas comunes en viñedos con postes y alambres son; doble brazo o doble cordón,  en donde un brazo va hacia un lado y otro hacia el opuesto, guyot en la que hacemos que un brazo sea largo con muchas yemas y otro corto con pocas yemas. (ver foto) Ahora que si no tenemos postes ni alambres la formación mas común es la poda en vaso que consiste en dejar tres brazos que crezcan durante varios años, haciéndose gruesos y funcionando como soporte para las yemas nuevas de cada año (ver foto).
Así los viticultores estudian el clima, el suelo, el varietal (tipo de uva) que se quiera plantar y de ahí deciden que tipo de poda es el mas adecuado para las condiciones que tienen en su viñedo.
Ahora sabemos que la calidad de las uvas radica desde las primeros pasos en que la planta esta creciendo y las acertadas decisiones que se tomen para ello. Un descuido en cualquier punto puede traducirse en que el viñedo no este bien adaptado y después de 10 años tenga que cambiarse por completo, perdiendo un valioso tiempo de crecimiento de la planta para llegar a la edad madura que es cuando mejores productos nos da.
Un abrazo

Jesús



0 comentarios:

Publicar un comentario