La elaboración de los Vinos Espumosos

Sabemos que los vinos espumosos pueden elaborarse de tres maneras principalmente. Este valor es fundamental para interpretar su calidad, aunque siempre hay que degustarlas para certificar realmente su calidad.

El método champenoise, tradicional o de doble fermentación en botella, es el método más utilizado para elaborar calidad en los vinos espumosos, su segunda fermentación en botella bajo el reposo de las levaduras, le confiere la estructura, cremosidad, aroma y distinción que el tiempo puede proporcionar. Son vinos que por su acidez pueden permanecer mucho tiempo en botella, sobre todo si son originarios de los suelos calcáreos originados hace millones de años por diatomeas muertas, es el caso de champagne, el representante más conocido de estos vinos espumosos. Pero no podemos dejar a tras los maravillosos cremant, los cuales pueden tener tanta calidad como los champagnes y se pueden elaborar en toda Francia. Otro de los grandes representantes de este estilo son los Cavas, originarios del Penedés, con estructura menos frutal que champagne, pero acusada calidad por el método de elaboración champenoise. Un tercer exponente son los grandes Franciacorta, originarios de Lomabrdia en el norte de Italia, los cuales compiten dentro de los asombrosos estándares del champagne. Existen también dentro de Europa muchos lugares donde se asombrarían de la calidad de este tipo de elaboraciones, como en el Mosela o Rheingau en Alemania, dignos de grandes calificaciones.

Algunas otras elaboraciones bajo el método champenoise las podemos encontrar en Querétaro, Ensenada, dentro de nuestro México o en regiones productoras como, EUA, Chile y Argentina, en donde el desarrollo de este método es notable para elaborar vinos de gran calidad. Algunas opciones son, Tattinger, Bollinge, Bellavista, Codorniu, Freixenet, Codorniu, Casa de piedra.

Un segundo término tenemos las elaboraciones basadas en el método Charmat, en el cual la segunda fermentación en lugar de ser en botella se realiza en tanque, para embotellar con presión controlada y no perder la espuma. Estos vinos tienen un rango inferior al método champenoise pero ostentan también gran calidad. Los lugares más emblemáticos para este tipo de vinos son en la zona de Asti en Piamonte y en la zona del Veneto en Voldobbiadene, no olvidando nunca los Sekt alemanes: Este tipo de elaboración se da en todo el mundo y es común encontrar buena calidad. Valdo prosecco, Navarro correas espumoso, Asti.

Por último, tenemos los vinos gasificados, los cuales por medio de inyección se integra una cantidad de gas, estos suelen ser de baja calidad y precios accesibles, pero ideales para los nuevos entusiastas.

Seguramente con esto ya se les ha antojado probar algo..

Abrazo.

Jesús Díez
Jesús Díez
Químico / Enólogo / Viticultor Columnista, Conductor de TV, Radio y Catedrático. Director de la Escuela de Vinos, JESUSDIEZ/VINICULTURA
Jesús Díez® / 2024

El vino es pasión en una botella