1597, identidad del vino mexicano.

1597, no solo un momento en la historia, es la fecha de referencia para el inicio del vino en México, con esta, se data el inicio de la bodega mas antigua de nuestro país y la decimocuarta del mundo en antigüedad, así que tenemos un tesoro vitivinícola justo en norte de nuestro bello país, bajo el nombre de Casa Madero.

 La historia de la vitivinicultura en México empezó con el Camino Real, ruta marcada por los nuevos exploradores y recorrido iniciado para la búsqueda de oro y plata, pero en lugar de ello encontraron otro tesoro con el mismo valor, solo que este de tonos purpura y violáceos que es el vino mexicano. Desde entonces la ancestral bodega de vino Hacienda de San Lorenzo en el valle de Parras, ha cambiado su nombre para llamarse Casa Madero, conocida por sus grandes vinos en la actualidad. Pero la actualidad de esta vinícola, no solo esta relacionada con el reconocimiento de la herencia y el abolengo en sus años de trabajo, sino por la implementación actual de las técnicas mas modernas de viticultura y enología para producir vinos de calidad excelsa, basados en la reingeniería de todos los procesos como el que hoy vamos a relatar.

 La presentación de su ultimo vino llamado “1597”, en honor al documento de “las Mercedes”, es el gran descubrimiento de la unión de la herencia y la tecnología. Esta fecha certifica la cesión de la tierra dada por el rey Felipe II de España, a los nuevos colonizadores, es una fecha cargada de admiración, referencia y honor al inicio del vino mexicano. Pero la gran revelación es cuando lo probamos y descubrimos todas las nuevas tecnologías que están implementando para elaborarlo y las cuales nombrare como fin referencial para en el gran crecimiento de la industria Vitivinícola en nuestro país.

 Cuando hablamos de viñedo, todo el mundo nos imaginamos un paraje perfecto de suelo, tierra y agua (terroir), pero hacer un vino como 1597, va mas allá, porque la investigación recae sobre estos ejes. ¿Cuanta agua tengo que suministrar al suelo para que sea la justa y se puedan formar compuestos minerales asimilables para las plantas ?, y además, que estos compuestos me generen ciertos aromas en un vino que son los que estoy buscando…Parece una falacia lo que aquí relato, pero la tecnología va hasta limites insospechados hoy en día.

La variación en el suministro de agua a las plantas hace que vivan ciertos microorganismos en el suelo y estos nos ayudan a ligar compuestos minerales del suelo específicos que detonan en caracteres aromáticos o (flavor) del vino. Por ello la cultura orgánica que se sigue en este viñedo de Coahuila nos hace recordar que guiando los elementos podemos gestionar el futuro, sin tener que modificarlos por imposición química.

El desarrollo orgánico de los suelos, genera una mayor y mas variada microflora (microbios) que nos ayudan también a la fermentación y que mejor que sean del mismo viñedo del cual esta saliendo la uva, por ello la selección de los microorganismos para la fermentación es cuestión indispensable para la generación de todos los aromas que un vino necesita para satisfacer cualquier paladar ávido de calidad.

Esto solo es un pequeño detalle de lo que se hace en un viñedo para lograr aromas y sabores insospechados de una manera natural en los vinos. Marcando con ello pautas en el mundo entero ya que esta tecnología solo se esta desarrollando en un pequeño grupo de vinícolas de Israel, Australia, EUA y México, vanguardia al limite, y esta en México.

 Por ultimo y solo queriendo recalcar la gran calidad y elegancia con la que nos sorprendieron con la ultima creación de un gran grupo técnico que hay en Casa Madero.

 Vino, Casa Madero 1597, es una histórica revolución de la innovación técnica del vino en México”

Si tuviéramos que expresarlo en dos líneas sería, un vino de color purpura, índigo, con destellos violetas, nariz de frutas negras maduras, con recuerdos de especias y balsámicos, elegante boca con tanino perfecto, acidez envidiable que integra todos los elementos incluyendo la sutil madera de tostados variados que nos da un final de largo recuerdo.

 Gracias y felicidades a Casa Madero por esta gran apuesta de crecimiento técnico y en calidad a nuestros vinos en México.

 Abrazos

Jesús

Jesús Díez
Jesús Díez
Químico / Enólogo / Viticultor Columnista, Conductor de TV, Radio y Catedrático. Director de la Escuela de Vinos, JESUSDIEZ/VINICULTURA
Jesús Díez® / 2024

El vino es pasión en una botella